Gastronomía venezolana: ¿Opción o tradición?

neoguyana


Si deprimido estás a un compañero quieres hablar, cuando animado te sientes a un aliado prefieres, pero si el apetito te llega a ganar lo mejor debes saborear y, por tanto, un buen pescado puedes preparar.

El pescado ofrece beneficios por ser rico en proteínas, aportando los aminoácidos esenciales para mantener los órganos, tejidos y el sistema de defensa frente a infecciones y agentes externos; fuente valiosa de grasas "cardiosaludables", es decir, que es precursor de sustancias que ejercen una importante acción preventiva de las enfermedades cardiovasculares, autoinmunes e inflamatorias.

La gastronomía diversa de Venezuela permite tener entre su paladar desde el pescado y el sancocho de sapoara, hasta ese lado dulce concentrado en el turrón de merey, mazapán, dulce de leche y la jalea de mango. Esta gran variedad de sabores y colores en los toques culinarios de los venezolanos se debe a que es un país con ciudadanos de diferentes continentes. Reina mucho la sazón de la gente de otros lugares dentro y fuera de Latinoamérica, porque la mayoría se vino por cuestiones de trabajo con una maleta cargada de sus propias costumbres y gustos.



Sin embargo, algunos residentes perciben el pescado como una opción ideal para una ocasión especial, aunque preferiblemente los azules (de mar). Mientras que otros habitantes afirman que se debe comer por lo menos dos veces por semana ya sea frito o asado, con ensalada o vegetales salteados, pero “un buen pescado”.

En definitiva,  aun con las ventajas que tiene esta proteína se debe tener en cuenta que los individuos a pesar de tener dentro de su cultura gastronómica la opción del pescado,  la decisión final dependerá de la costumbre familiar en la que haya crecido para elegir este producto en sus comidas semanales, no obstante, el gris (de río) no será la primera elección de sus almuerzos.


Y, tú… ¿qué prefieres de almuerzo?