Bendecidos y afortunados

tu contenido

La belleza como puente para la fortuna ¿Tu qué opinas?


 En Venezuela este es un término o un decir que manejamos día a día como a manera de juego, pero realmente ¿Qué es lo que hay detrás de ser un bendecido y afortunado? ¿Qué motivos impulsan a una persona “Bendecida” a buscar “su fortuna”?

Primero definamos como se compone este término. En primer lugar tenemos “El Bendecido o Bendecida”, es la denominación que utiliza una persona (de muy alta autoestima) para dar a entender que posee atributos físicos atractivos para cualquier vista o por lo menos para la mayoría del público. Un bendecido debe tener de manera imprescindible un rostro hermoso o un cuerpo sexy, ambos en el mejor de los casos.

También podríamos llamar bendecida a una chica con unos senos voluminosos y una buena retaguardia, o bendecido, a un chico que aunque no tenga la mejor cara o el mejor cuerpo, tiene un poderoso miembro de medidas que dejan boquiabierta.

Ser un bendecido no discrimina entre raza, sexo, edad u orientación sexual, cualquiera con los atributos anteriormente mencionados puede ser denominado o denominarse un Bendecido si así lo desea. Pero hasta ahí llega el concepto, que en pocas palabras es una persona físicamente atractiva, pero ¿Cómo esta persona agrega la palabra Afortunad@ como acompañante?


Para ser Afortunado se necesitan dos simples cosas. En primer lugar, el Bendecido debe promocionarse de alguna manera, debe hacer pública y popular su belleza o dotes. Ya sea por medio del modelaje, ser alguien popular en las redes sociales, como Escort o chic@ de compañía sexual o por algún video pornográfico. En los casos más extraños, en un encuentro casual, también una persona podría llegar a ser “Afortunada”. 

En segundo lugar, y por sobre todo, el Bendecido necesita de un golpe de suerte, si… así como se oye, un golpe de suerte. Con esto me refiero a que necesita que una persona adinerada, con apetito sexual, que se sienta sola, que desee derrochar su dinero y se fije en precisamente en él o ella. El adinerado también tiene la misma característica de no discriminar entre raza, sexo, edad u orientación sexual. Pero comúnmente se ven a personas mayores o ancianas con esta necesidad de llenar un vacío sentimental, sanar su soledad y saciar su apetito sexual, volviendo así afortunado a un Bendecido. 

Entre los motivos que pueden llevar a una persona Bendecida a volverse “Bendecida y Afortunada” se encuentran:
1.-Ganas de hacer dinero fácil sin mucho esfuerzo.
2.-Una situación económica difícil.
3.-Inseguridad de “salir adelante” por sí mismo.
4.-Deseo de volverse una noticia amarillista

Es importante destacar que el o la que decida ser Bendecid@ y Afortunad@ debe tener en cuenta que realmente está vendiendo su juventud y su cuerpo, puede correr el riesgo de que trafiquen con ella y debe hacerse de la idea que ya todo lo que haga o diga será monitoreado o manejado por El Adinerado hasta que este se canse, tal cual titiritero a su títere.

Consejo del día: Siembra amor, para cosechar amor. De sembrar banalidades solo cosecharas inestabilidad e inconformismo permanente ;)

Si te gustó, no olvides compartir este post en tus redes sociales.