Belleza en crisis

Unknown

“Guardé mis pedazos de polvo en una bolsa Ziploc. No he querido ir a preguntar porque sé que están caros” 



Yaliana Weeden, estudiante de Ingeniería en Sistema, tiene terror de ir a preguntar cuánto cuesta un polvo compacto MAC. Como ella, muchas venezolanas han tenido que ingeniárselas para seguir maquillándose.

Venezuela es el país de la belleza. De las 7 coronas del Miss Universo. De las lolas operadas, las uñas acrílicas, las mechas, los productos faciales, el alisado japonés, y los múltiples “cariñitos” a los que las venezolanas estamos acostumbradas. ¿A qué se enfrentan las mujeres hoy en día? 

En un país donde la comida es escasa y la que se consigue está exorbitantemente cara, hablar de “NO puedo maquillarme” puede sonar a desfachatez. Mujeres que trabajan, que estudian, que día a día salen a trabajar hoy no pueden elegir que marca de polvo compacto usar, porque se van a lo más económico. Y no es vanidad, ni lujos; maquillarse y andar siempre perfumadas ha sido la estampa de la venezolana, que con su coquetería se roba el corazón de muchos.

“Podía comprar productos específicos para cuidado de la piel que ahora no existen. O son muy costosos. Ya no me pinto el pelo con mechas. Tampoco me seco el cabello todas las semanas. No me pinto las uñas tanto como antes. Mezclo los labiales para obtener nuevos tonos”. Alba Perdomo, Periodista. 

“Eso es de millonarias” 
Los salones de belleza son un ritual al que las venezolanas –sin importar status económico o profesión- frecuentan a menudo. Años atrás era impensable que una peluquería estuviese vacía un fin de semana. Hoy en la situación país que estamos, ir a plancharse el cabello es de millonarias, ya que un servicio completo de lavado, corte, secado, planchado puede costar unos 5.000 bs. Si a eso le sumamos las cejas, la manicura y la pedicura el costo puede doblar el precio inicial. 

Antes, lo que era usual entre las mujeres venezolanas, se ha reducido a “Ocasiones especiales” como describieron la mayoría de las fuentes. Usar muy poco, no maquillarse, usar polvo y rímel.  En cuanto al maquillaje básico, el cual se compone de brillo de labios, pintura de labios, máscara para pestañas, corrector de ojeras, lápiz delineador, polvo compacto, sombras, rubor. Su costo fácilmente puede sumar 30 mil Bs. Tomando en cuenta que muchas son alérgicas y deben elegir productos hipoalergénicos o minerales que mejoren su condición. 

Tal es el caso de Nitiusga Sifontes, quien es estudiante de Contaduría Pública: “particularmente no uso mucho maquillaje, porque tengo la piel medio sensible y es mejor aplicar solo hidratante. Pero por ejemplo, el maquillaje que puedo utilizar es mineral, tipo almay o bare minerals, y eso no se consigue acá

Antes era impensable que compráramos Valmy, este ha sido uno de los productos de belleza más baratos en el mercado desde siempre, pero ante la variedad de maquillaje que existía con mejores características y al mismo precio, nadie se acordaba de Valmy. 


“En cuanto al maquillaje,  sigo usando lo mismo,  sin embargo las marcas no son iguales obviamente. Antes me paseaba por Revlon y Clinique,  ahora mi fiel amigo Valmy es quien salva la patria”  Zuleinys Tirado. Comunicadora Social.

Nuestro ingenio se ha acrecentado a la par con la crisis, antes comprábamos tantos tonos de labiales fuesen necesarios, ahora, jugamos con los que tenemos para crear nuevos tonos y tendencias. 

“Variar los labiales con tips como por ejemplo: ponerme base con lápiz negro (u oscuro) y luego colocarme el labial y queda súper oscuro. También si quiero un rosa espectacular me echo rojo y lo voy aclarando apretando una servilleta con mis labios 3 ó 4 veces, queda bello. Así evito comprar distintos labiales y ahorro”. Geraldine García. Analista Financiera.    

Por: Angélica López