Feminista, el hecho por encima de la causa

Unknown

Muchas causas que defender, entre ellas, el hecho de ser mujer y con mucha responsabilidad FEMINISTA. Mostrarte al natural, sin maquillaje, sin tapujos, sin ropa y al desnudo, requiere de mucha autoestima y, sobre todo, valentía para sentir la libertad de mostrar quien realmente eres.

Feminismo, un movimiento social del que se habla mucho, pero se sabe muy poco. Como término se ha tergiversado y con ello aclaro que “no es odiar a los hombres, sino exigir un trato justo e igualitario”, porque el género nos caracteriza, pero no nos condiciona en tareas que ambos sexos podemos realizar.

La cultura sitúa a la mujer como centro motor de la familia, que en realidad termina por reducir su alcance a las responsabilidades de esposa y madre que debe cuidar del hogar y los hijos, mientras el hombre es el líder quien toma las riendas, busca trabajo y lleva el sustento al hogar. Un estereotipo que data desde los inicios de la existencia humana y que le resta protagonismo a la mujer.
Sumisa, sentimental, débil e irracional, así son percibidas según los hombres “machistas”, término que pone en desventaja al género femenino limitando sus derechos e imponiendo deberes, muchos de ellos absurdos como la prohibición de conseguir un empleo o dejar su profesión para que cuide a sus hijos.

En cuerpo de mujer

El cuerpo de una mujer no solo tiene capacidades reproductivas, también increíbles zonas de placer. Los prejuicios y los estereotipos se dejan a un lado para vivir, sentir y experimentar cada momento. 

"Muchas mujeres en la actualidad ya no les motiva casarse, ni coser, ni lavar, ni poner la mesa en su santo lugar", Milfri Pérez, en este cuento sí ha cambiado.

Millones de mujeres siguen sin poder controlar lo que pasa con sus cuerpos. El “Día Internacional de la Mujer” y el “Día Internacional de la no Violencia” conmemoran los actos de activistas, figuras públicas y personas que alzaron su voz por una mejor condición de vida.

La lucha por el respeto y el posicionamiento de los derechos de la mujer ha sido larga, pese a los avances en materia legislativa, debido a que ambos sexos gozan de los mismos derechos y deberes, todavía persiste en países latinoamericanos (por solo mencionar nuestra región más conocida), actos de violencia y discriminación.

Esto lo dijo Malala, una pakistaní ganadora del Premio Nobel de la Paz 2014 “Cuando yo era más joven pensaba que debía ser médico. Yo no sabía que las niñas también pueden ser periodistas, empresarias y políticas. Cuando vi el mundo de allá afuera vi mujeres que estaban en la política, el mejor ejemplo ha sido Benazir Bhutto, si ella no nos hubiera animado a hablar por nuestros derechos en Swat, creo que no hubiera sido capaz de decir cualquier cosa por nuestros derechos” – Malala

Los principios de esta visión pueden variar con relación a nuestras decisiones de vida. Y es que en cierta forma el feminismo es una liberación o emancipación. Tú eliges cómo quieres vivir, pero debes asegurarte que lo hagas tratando a los demás en igualdad de condiciones.