Acá estoy, acá me quedo

tu contenido

“Queridos pasajeros,  le informamos que el vuelo 1.416 ha aterrizado al aeropuerto internacional de Maiquetía: Simón Bolívar. Bienvenidos a la República Bolivariana de Venezuela”. Escuchar esto al llegar a tu tierra es algo maravilloso, algo que te hace llenar de orgullo, a mi lado una chica lloraba, tenía dos años sin ver a su madre.

“¿Y no te quedaste por allá?” Fue lo primero que me preguntaron al llegar a la oficina y ante mi repuesta negativa, las caras cambiaron a trasmitirme un mensaje como que perdía la oportunidad. Sin embargo, para mi irme no es la solución y por eso digo “acá estoy, acá me quedo en mi tierra, en mi Venezuela”.

La situación que atraviesa Venezuela es para valientes, valientes ciudadanos que se quedan para luchar por la reconstrucción de una nación y de valientes compatriotas que con una maleta y dejando muchas cosas importantes, salen de nuestras tierras para ser embajadores de ella y luchar por nuevas oportunidades.

Tal vez sí me toque salir del país para formarme como profesional o hacer alguna presentación, pero no apuesto al huir de mi país. Estamos consciente que nuestro nación no está en la mejor situación, pero en nuestra historia los jóvenes hemos sacado nuestro tierra adelante y si todos nos vamos ¿cómo haremos esto?

Quizás leas esto fuera de tu tierra y sé que te ha tocado llorar en silencio, pero te pido algo: cada día levántate con fuerza y deja el nombre de Venezuela en alto, pronto todo mejorará y te esperaremos acá. Y si tú, al igual que yo, estás en este hermoso territorio, vamos a apostar por la honestidad, el trabajo, el esfuerzo, y luchemos por reconstruir esta tierra maravillosa. Dios puso atención al crear este territorio y nos lo regalo las mejores condiciones, vamos a luchar por ello.