Embarazo a temprana edad... ¿una bendición?

Unknown


“Estando enamorado con el corazón, en lo único que piensas es en hacer el amor y cuando enamorado hagas el amor, no te olvides por favor de ponerte tu condón” Skapate- Desorden Público (1988).

A modo de introducción, mientras escuchaba uno de los tantos CD’s de mi banda de ska favorita (Desorden Público), me topé con “Skapate”. El tema inmediatamente robó mi atención, pues desde el comienzo la letra escenifica la historia de una pareja de adolescentes, quienes deben asumir las consecuencias de un embarazo a temprana edad.

A mi juicio, esa historia es demasiado común, realista, alarmante, ya que nuestro país ostenta una de las tasas de fecundidad más altas del continente. De acuerdo con un estudio emitido en 2014 por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 93 de cada 1.000 embarazos son de chicas cuyas edades oscilan entre los 15 y 19 años.

I estrofa
“No me reclames, no me reproches, que no me puse el condón aquella noche; pronto nos casaremos sin casa ni dinero, pero eso nada importa lo importante es que te quiero, Y cuando no tengamos ni para la comida nos daremos cuenta de cuan dura está la vida".

En primer lugar, las causas que más figuran dentro de esta problemática social es la poca comunicación entre padres y representantes sobre el tema de la sexualidad. Pese a que se han relegado las falsas creencias que se tenían sobre el sexo, muchos han dejado a merced de la tecnología la educación sexual de sus hijos.

Presión social: También, en lo últimos años se ha evidenciado que los jóvenes están iniciando su vida sexual a edades cada vez más tempranas, es decir, que existe mayor posibilidad de contraer una Infección de Transmisión Sexual o quedarse embarazada sin haber alcanzado el desarrollo físico y emocional para afrontar tales escenarios.

Poca coordinación interinstitucional: De acuerdo con la ONG ProSalud, las políticas de prevención y atención del embarazo a temprana edad es incompleta. Aunado a la ausencia de métodos anticonceptivos que podrían evitar esta incómoda situación.

II Estrofa
“Y al pasar los años cansados de vernos con deudas, sin trabajo, nos reclamaremos. Que yo era un vagabundo sin ninguna ocupación”.

Una manera de enseñar a los más jóvenes es a través del ejemplo, también por la visualización de cómo sería el mundo si se convierten en padres antes de tiempo; entre esas implicaciones se encuentran:

1. Abandonar los estudios para trabajar y así mantener a su hijo/a.
2. Dejar de invertir en tus necesidades para suplir las del bebé.
3. Omitir etapas importantes de la adolescencia y juventud para afrontar con madurez la crianza de un nuevo ser.
4. Soportar las miradas y frases indiscretas de muchas personas que te rodean.
5. Riesgo de padecer anemia o que el bebé nazca con muy bajo peso.
6. Forzar el matrimonio por alguna de las partes.

Coro
Ska, ska, ska, skapate conmigo, se me olvidó usar el preservativo (x2)

De acuerdo con estadísticas publicadas por Prosalud, los jóvenes inician su vida sexual alrededor de los 12 años desconociendo muchísimos factores y responsabilidades.

¿Postergar el encuentro?
- Sí, deberías.

Durante la adolescencia, los jóvenes pueden experimentar y conocer su cuerpo bien sea a través de juegos o la autoestimulación. Ambas acciones tienen fines como la prevención de las ITS y el embarazo; e incluso tener relaciones con la persona equivocada. No permitas formar parte de esa lista.

¿Una bendición? Seguro que nuestras madre describen la etapa de embarazo como un momento hermoso y emocionante, pero recuerda que quizás ellas esperaron el momento preciso (tener un trabajo estable o un hogar), para traerte al mundo y que pudieras gozar de actividades, educación, alimentación y uno que otro regalo.