Chocolate: un deleite nacido en Latinoamérica

Unknown

Desde el siglo pasado se celebra el día más dulce del año, pues cada 13 de septiembre el mundo rinde tributo al heredero del cacao o como todos suelen llamarlo: chocolate. Esta fecha no fue elegida aleatoriamente porque todo se debe a que 1916 nació el escritor británico Roald Dahl, autor de “Charlie y la fábrica de Chocolates”, además es el cumpleaños de uno de los más grandes de la industria, Milton Hershey.


La hipótesis más acertada indica que se originó en Mesoamérica, principalmente en territorio mexicano. Incluso se dice que el primer europeo en toparse con el alimento fue el propio Cristóbal Colón, quien se encargó de llevarlo a España; por lo que tiempo después se popularizó en buena parte del viejo continente, en países como Italia, Alemania e Inglaterra.

En tableta, negro, de cobertura, de taza, con leche, blanco y relleno, son los tipos de chocolates que existen para deleitar tanto a niños como a adultos, ya que se ha convertido en uno de los más buscados para la elaboración de tortas y para obsequiar en momentos especiales como el Día de San Valentín o del Amor y la Amistad, como es conocido en Venezuela.


Si al territorio tricolor se refiere se puede decir que tiene uno de los mejores cacaos del mundo, por ello la variedad de empresas chocolateras que hacen vida en el país desde hace muchos años, convirtiéndose así en una tradición para los venezolanos quienes casi a diario le dan un gusto al paladar con este acompañante que suele endulzar hasta la vida misma.


Las personas que han emigrado aseguran que no existe un mejor chocolate que el criollo, porque entre tantas virtudes tiene ese sello de colores amarillo, azul y rojo con ocho garzas blancas en el centro. En general hay una frase que señala que debemos cuidar el planeta porque es el único que lo tiene, una mezcla de conciencia y placer.