¿Cómo es el nacionalismo en la Venezuela de hoy?

Unknown

Resultaría vergonzoso pero muy atinado atribuirse los equivocados calificativos que, como venezolanos, hemos utilizado durante años para referirnos a nuestro nacionalismo, puesto que cada día, considerando todo lo que significa, se ha hecho un intento por describirlo, pero la realidad está muy distante de lo que se observa a simple vista.

Sin embargo, para entenderlo, es válido partir desde lo mencionado por el Diccionario Enciclopédico Ilustrado Liber que se refiere al nacionalismo como una “doctrina que exalta la identidad nacional” (p. 683). No obstante, esta concepción genérica nos ayudará a visualizar una postura más ajustada a la situación actual que no se remite solamente a lo que se ha mencionado.

Por ejemplo, Venezuela es un país que durante el siglo XX recibió miles de inmigrantes de todas partes del mundo que con esfuerzos, y no más inconvenientes que los tradicionales, han logrado evolucionar dentro de nuestro territorio para consolidar una buena posición económica.

Estos extranjeros, han dado una pequeña muestra del sentimiento que han logrado cultivar y mantener dentro del territorio que los acoge desde hace tantos años. Todo ello se hace verídico al ver cómo estos venezolanos de residencia, como: chinos, libaneses, sirios, portugueses, españoles e incluso latinos, llevan presente los colores de su bandera, sus costumbres y formas de vida, pero también se identifican con nuestra tierra.

En una postura neutral, podría asumirse que para los venezolanos de nacimiento, el nacionalismo continúa siendo un tabú porque vivimos en un país con tantas diversidades, entre un sinfín de elementos adoptados del panorama que rodea nuestras fronteras e inconscientemente lo hacemos nuestro; un ejemplo de esto es el “Hala Madrid” del futbol español, o el uso de término en inglés para hacerlos parte de nuestro vocabulario. 


Estos ejemplos quizás pasen desapercibidos cuando el país entero se viste de vinotinto en el momento en el que la selección de fútbol nacional se enfrenta en un partido con otra selección. En este sentido, el nacionalismo se ha interpretado desde otras visualizaciones, enfocado hacia “el sentir por la patria” tras la innegable ola migratoria de venezolanos a otros países.


Esta sería una posible razón para entender por qué los venezolanos (quienes se han ido y quienes siguen aquí), desde hace un tiempo se han arraigado tanto a todo lo que nos caracteriza: la tradicional arepa, por lo complicado que se ha vuelto tenerla cada día en nuestra mesa; la música, que a través de las redes sociales se ha expandido increíblemente; nuestros símbolos patrios, presentes en dondequiera; y sobre todo el cariño, la alegría, la gentileza y el sentimiento de unión que llevamos como etiqueta y que en cualquier lugar del mundo nos identifica como lo que somos... ¡Venezolanos!