Colores que trascienden la pantalla

Unknown

Desde tiempo atrás, el mundo en general está convencido de que los colores son una guía para determinar la fijación de un producto o servicio. Tal es el caso de las comiquitas que son definidas en un sentido amplio como obras de animación clásica que buscan entretener y educar a los más pequeños de la casa. En los últimos años se ha hecho evidente un gran avance en lo que a esto se refiere.

El ser humano tiende a experimentar visualmente todo lo que le rodea, ya que las cosas además de sus formas y tamaños, también se diferencian por su colorido. Es por esto que se dice con propiedad que lo que se ve es lo que se vende, porque muchos estudios aseguran que esa sensación producida por los rayos luminosos influye sobre las personas a la hora de hacer una elección.

Un ejemplo claro es la serie de televisión de dibujos animados que llegó en 1999 para quedarse, titulada “Bob Esponja”, conocida por muchos y que revolucionó como uno de los grandes programas de la historia. Sus brillantes colores hipnotizan a cualquiera, pues todo parte desde su protagonista en el cual resalta el amarillo, que capta fácilmente la atención del mercado infantil porque transmite felicidad y luz; además, la trama se desarrolla en un espacio marino que emana aventura, debido a que sus tonalidades cálidas y frías lo convierten en un ambiente familiar. 

En el primer semestre de 2001 otro personaje se posicionó en la mente de millones de niños, se trata nada más y nada menos que de Timmy Turner, un estudiante de corta de edad que tiene vida en “Los padrinos mágicos”; allí resaltan principalmente el rosado, verde y azul, que tienen que ver con juventud e inocencia.


Por su parte, a mediados de 2002 se estrenó “Las chicas superpoderosas”, cuyos colores vivaces distinguían a Bombón, Burbuja y Beyota, con el liderazgo, la ternura y el enfurecimiento. Se puede decir entonces que estratégicamente para impactar a los espectadores a través del color que atraiga más, va a depender del sexo, la edad, nivel socioeconómico o hasta zona geográfica, teniendo en cuenta que estos ejercen un poder sobre el público.