La juventud da la cara por Venezuela

Unknown

La juventud es sinónimo de gallardía, es por esto que hoy dedicamos este escrito para reconocer las habilidades de esos guerreros que a diario luchan por una Venezuela mejor. Actualmente, estas destrezas se definen como el motor de la esperanza para lograr un determinado propósito.


Un claro ejemplo es la realidad de miles de venezolanos, cuya corta edad no representa un impedimento para batallar por un país de ensueño. Las armas que llevan al combate son contundentes: cartones y pancartas con mensajes evocando la paz, el respeto, la tolerancia y la justicia; en medio de un escenario incierto que se prolonga con el pasar de los días.

Manifestarse es un derecho ante cualquier situación de la vida, sobre todo cuando las normas universales son violadas en el ámbito social. El tiempo ha demostrado que no se necesita de una fecha especial para salir a la calle con el firme objetivo de defender ideales, que compartidos o no, merecen ser expresados frente a un mundo de diverso pensamiento.

Las características para hablar en general de la juventud son inagotables, entre ellas figura la valentía, que no es más que una determinación asociada al heroísmo, apartando así los temores o dudas para actuar con decisión y firmeza. La educación es la vía correcta para ejercer todas esas pericias que los califican, es el mejor escudo para protegerse y afrontar venideras labores.

Una vez alguien dijo que los jóvenes deben jugarse la vida por grandes metas en nombre de intereses necesarios. Cuánta verdad hay en estas palabras que se refieren al futuro de un pueblo, de una ciudad, de una nación... En fin, de todo un universo que requiere de estrategias para salir hacia adelante pese a los obstáculos.