Día Mundial contra el cáncer de mamas

tu contenido

Hoy es un día para que la población mundial esté alerta sobre la importancia y prevención de este padecimiento a través de diferentes actividades que lleven a la reflexión.
UNA CAMINATA PARA VALIENTES

El pasado sábado 16 de Octubre, se realizó la 7ma caminata anual sobre la prevención del cáncer de mama, la misma estuvo precedida por diversas campañas informativas acerca del tema, en las que los organizadores se valieron de visitas a programas de radio y comunidades de bajos recursos con el fin primordial de orientar a la población de todo lo referente a la enfermedad, desde cómo realizarse el examen preventivo hasta saber reconocer anormalidades.

El evento contó con diversas actividades como una caminata de 5K en el parque La Llovizna, bailoterapia y rifas, en las que destacaron premios de limpiezas faciales, clases de zumba y otras, con la animación de Carlos Guillen.

Los participantes de la caminata manifestaron alegría y seguridad con la iniciativa, además de mostrarse agradecidos por la instrucción brindada acerca de este padecimiento. La organizadora del evento declaró sentirse muy satisfecha con los resultados del mismo, debido a que el objetivo principal de informar a la comunidad sobre la prevención y cuidados de esta enfermedad fue logrado con éxito, además de unir a la gran mayoría de la población de Ciudad Guayana en avocarse a un tema del cual no escapa ninguno de los guayacitanos.


¡ZURILMAMAS ESTÁ AQUÍ!

Zurilmamas es una fundación educativa que nace como el mejor homenaje que se le puede hacer a una mujer luchadora como Zurilma Josefina Núñez Moreno. Ella fue una mujer de 25 años que con mucha valentía enfrentó durante dos años este flagelo, recibiendo 29 ciclo de quimioterapias, 32 sesiones de radioterapias e intervenciones quirúrgicas, aunque una lesión severa entre torax y espalda la llevó a la muerte con tan solo 27 años de edad. Todo ello deja como legado que ante cualquier adversidad no se debe esperar tanto para hacerle frente, creando hábito y conciencia.


Por su parte, la directora de Zurilmamas, Zureima Núñez,  para argumentar que se debe tener una actitud muy positiva, aferrarse a la vida con una lluvia de fe, amor, alegría y fortaleza, que quizás sea un canto difícil de escuchar pero es posible que drenando toda esa carga negativa y respirando profundo se convierta en una melodía más placentera de percibir. Finalmente, Núñez advierte que “nadie está excepto de esta enfermedad”, sin embargo aprovecha la oportunidad para emitir un emotivo mensaje:


“No tengan miedo, aférrense a la vida… Recuerden que no todo está perdido en caso de padecer esta enfermedad, esto es un momento de adversidad que va a pasar y después se darán cuenta que van a tener un gran aprendizaje con el que podrán ayudar a otras personas a seguir adelante cuando les toque”


¿CÓMO SE SIENTE EL PACIENTE?

Tras conocer el indeseado diagnostico entregado por el oncólogo, es posible que la paciente atraviese por una montaña rusa de emociones que sin duda debe sobrellevar con mucha valentía.

Según la psicóloga clínica Francisca López, la persona al recibir la noticia sobre el padecimiento de cáncer de mama entra en una situación de duelo, donde experimenta miedo, incredulidad, ansiedad y tristeza; sin embargo, los sentimientos del individuo varían según la postura que tenga frente a la enfermedad, pues es necesario evaluar los siguientes criterios:

¡Recursos!

Los recursos internos del paciente (cómo se siente, cuál es su pronóstico y cómo afrontará el diagnóstico).

¡Información!

Cuánto conocimiento posee respecto a la enfermedad.

¡Apoyo!

Personas con las que cuenta y recibe apoyo incondicional.

AUTOESTIMA VS CÁNCER

Los cambios que generan los efectos secundarios de la radioterapia y quimioterapia se hacen visibles rápidamente, algunas mujeres rechazan rotundamente su figura frente al espejo mientras que otras lo aceptan con mucho valor. Asimismo, un grupo de pacientes se siente culpable e inútil, en cambio otras se definen como guerreras e indetenibles.

Ahora bien, es fundamental establecer una cercana relación paciente-médico, para concretar puntos en los que se puedan trabajar algunos aspectos como la imagen y el estilo de vida. De acuerdo con Francisca López, una de las maneras más idóneas de llevar el diagnóstico es aprender a flexibilizar los cambios que puedan ocurrir:

¡Indagación!

Buscar estrategias que permitan compensar, por ejemplo, comprar una peluca para verse mejor.

¡Expandirse!

Mirar más allá del espejo y destacar cualidades que llevan en su interior.


¡Enriquecerse espiritualmente! 

Practicar yoga u otras actividades que le hagan meditar y crecer. En caso de profesar una religión, apegarse a ella.


EL PAPEL DE FAMILIARES, AMIGOS Y CONOCIDOS


Ante el difícil momento que está atravesando el paciente, la crisis puede tocar a aquellas personas que le rodean, pues sus allegados deberán lidiar con sus propios  quehaceres y a su vez dedicarle tiempo al enfermo. Para la psicóloga, es vital tocar tres puntos importantes que debe trabajar el círculo cercano:

¡Adaptarse!

Conocer las condiciones en las que se encuentra el paciente para adaptarse a las mismas.

¡Tareas!

Asumir algunas tareas que ya no puede suplir.

¡Empatía!

Ser empáticos y comprensivos en cuanto a las emociones y sentimientos del paciente.

Es válido pedir ayuda de ser necesario. Existen diversos grupos de apoyo que comparten experiencias con la patología y al mismo tiempo se brindan soporte; asimismo es importante recordar que cada impresión y afrontamiento es distinto, por lo que es recomendable asistir a algún especialista de la salud mental, bien sea un psicólogo o un psiquiatra que pueda orientarlo durante el proceso.

FOTOGALERÍA














0 comentarios: