Niños de la calle: al borde del precipicio

tu contenido


Todos llegamos a este mundo quizás con un propósito. Hay unos que logran conseguir el éxito apenas abriendo sus primeras puertas en la vida y otros venimos destinados con otro propósito, de una forma dura y hasta miserable como esos niños de la calle en total abandono que desde muy temprana edad conocen lo duro que se le ponen las puertas para pasar a la otra arrastrando esa cadena de largo sufrimiento.

Estos niños empiezan una carrera por la vida y contra el tiempo se forman en las calles, lo primero que aprenden es el arte de tomar lo ajeno y en ellos no hay nada de orientación hacia donde van en la vida, estos niños no tienen a nadie que les dé una buena enseñanza o alguna preparación para un mañana y así ellos poder subsistir. Ellos deambulan por las calles en los mercados en cada pueblo de grandes ciudades. Su forma de sobrevivir es pedir y robar porque no han conocido más que hambre y miseria.


Estos niños de la calle se proliferan como una enfermedad y se dañan ellos mismos con drogas y cualquier tipo de estupefacientes, son seres desadaptados porque así han sido discriminados por la sociedad sin ningún tipo de información hacia ellos. Nosotros cuando ignoramos a estos niños no entendemos la verdadera e inestable forma que a ellos les ha tocado en cada entorno donde casi todos se han formado. Muchos niños son obligados a trabajar desde muy temprana edad sin medir el control desenfrenado de este mundo que, para nuestros niños de la calle, el cielo es su techo y el suelo su cobija.


Debemos tomar conciencia porque esto que pasa con muchos niños que tienen padres desadaptados que no les importa encaminarlos al abandono total. Los niños que logran sobrevivir a esta desencadenada carrera a la que fueron condenados, crecen y terminan en las cárceles pagando todo tipo de delito para la sociedad.  

Y los que no crecen, los consiguen sin vida en cualquier basurero o en ríos y quebradas de alguna población de las ciudades, todos estos niños pagan errores de otros y son consecuencia de el mismo hombre en este mundo, es muy triste terminar una historia de esta manera, pero esta es una de las tantas realidades que viven algunos niños en este inmenso planeta.

                                …demos todo nuestro apoyo a esos niños de la calle




                                                                                                       



0 comentarios: