La ruleta de la vida

tu contenido


La vida muchas veces puede ser una ruleta, juegas en ella, sabiendo que puedes ganar o puedes perder

Pero hay muchos que se aferran a seguir dando vueltas en ella. Cuando te casas ya diste vueltas, ya lo intentaste, pero si perdiste y no te das cuenta de tus ganancias, que son tus hijos, no los expongas a ellos, olvídate del juego que ya bastante has disfrutado.


Hay mujeres que tienen uno, dos y muchos más fracasos; pierden y no toman conciencia. Si lograste tener hijos de todas las vueltas que diste ¡piensa en ellos! Porque ellos te necesitan a ti y a nadie más. Tú tienes que tirar la toalla…

Tu perdiste en la ruleta que tanto te gustaba, debes seguir adelante. Educa a tus hijos, enséñales lo peligroso que es jugar y no saber perder. No los arrastres, porque tú tienes la experiencia ya ganada, pero ellos no.


Entonces aprende a levantarte sola con ellos, porque son parte de ti, algo bello que comienza y no que termina. Y todo está de parte tuya si quieres que ellos tengan un buen final y no otra historia que contar.. 


0 comentarios: