Cáncer: Nobleza oculta bajo un caparazón

tu contenido

Las personas bajo el signo de Cáncer te harán sentir en el cobijo de una madre, así sean hombres. La luz de la luna les sienta muy bien cuando salen todos acicalados a soñar, la misma también armoniza sus múltiples estados de ánimo con sus emociones cambiantes. Sin embargo, fíjate en la forma y aspecto cambiante de la luna para que los sincronices con esos estados de ánimos inconstantes de este signo zodiacal.

Foto: Cáncer, una Noble Luna bajo un Caparazón.

 A  continuación disfrutará de una descripción general de este signo del zodiaco inspirada en Linda Goodman y aplicada a un venezolano que sabe que cada detalle o característica le pertenece sin duda alguna… Sí, eres tú y acá lo podrás descubrir.

¿Has visto la misteriosa influencia lunar que guía el movimiento de las mareas en el océano? En realidad la luna no cambia, únicamente, lo parece. Así mismo, tú sigues siendo la misma persona pese a todos los altibajos.

Posees una sonrisa irresistiblemente contagiosa. Esto se torna un poco incongruente con tu personalidad normalmente tranquila y serena a simple vista. Es decir, es posible que no te pongas todos los días una risa, pero puedes sacarla en un abrir y cerrar de ojos de tu viejo baúl del sótano.

Cuando te da por hacerte notar tienes un pavoroso sentido de la publicidad sin caer en lo extravertido ni apayasado, siempre cuidando tu imagen que suele ser pulcra; aunque sabes que es una aparente modestia porque te gusta (secretamente) que te presten atención. No es que andes persiguiendo la fama con pasión, pero consideras que obtener reconocimiento no está demás.

Habitualmente, escondes muy bien tus temores con tu disparatado humor, aunque estos siempre están ahí contigo acosándote día y noche. Ese pesimismo tuyo suele dominar esos hermosos vuelos de fantasías que puedes llegar a tener: Puedes lanzarte al más increíble viaje a las estrellas, en alas de tu imaginación, si consigues ignorar esa insistente voz interior que te advierte que es posible perderte en el espacio. O sea, cuando aprendas a dominar esos miedos que detienen tu vuelo, no habrá nada que evite tu impulso a lo alto. Tranquil@, querid@ Cáncer, que sé que estás en proceso.

Tus lágrimas jamás son de cocodrilo, fluyen desde lo más profundo de tu frágil y vulnerable corazón. La crueldad puede llenarte los ojos de lágrimas o inducirte a un completo retraimiento, de alguna u otra manera los demás no tienen por qué saberlo… ¿cierto? Sí, y lo sabes, prefieres desaparecer a tu silencio lleno de reproches; si por el contrario decides desquitarte lo harás en secreto y no abiertamente, no es lo tuyo. La mayoría de las veces, esquivas todo intento de disputa y te sientes contento por eso, pueden pasar días esperando que reacciones a cierta situación incómoda y no lo haces; es decir que prefieres no abrir la puerta ni contestar el teléfono cuando estás herid@. Cuando te sientes en un estado de incertidumbre, desesperación o tristeza, buscas el retiro y la soledad, tal como un cangrejo.


Y… ¿Dónde dejas tu repentino malhumor? Sí, sueles sufrir ataques de malhumor que te hacen odiar al mundo. No es que estás enojad@ con esa persona que le hablaste mal, sino que estás desilusionad@ de la vida y ya. Cuando se te pasa vuelves a ser esa persona dulce, suave y comprensiv@ que eres, como quien dice ‘cuando cambia la luna’. O sea, eres gruñón pero bondados@, un conversador fascinante con profundos pozos de imaginación creadora.

Tienes un agradable rostro redondo, la piel suave, los ojos casi circulares con unas cejas interesantes que sobresalen y pómulos altos. La mandíbula es pronunciada y los dientes prominentes, algunos hasta desiguales: Sin duda posees un rostro enormemente expresivo. Cuando caminas deprisa tus brazos se balancean ligeramente.

Cuentas con una impresionante memoria fotográfica que te permite guardar cada experiencia con detalles inimaginables, como si hubieses tomado una fotografía de ese momento. Jamás olvidas ninguna de las lecciones que te ha enseñado la vida, ni las que la historia enseña a la humanidad.

Además es increíble la capacidad que tienes de generar en las personas esa sensación de poder confiarte secretos. Tu compasión es profunda y enormemente intuitiva; son muchos los secretos que Cáncer puede descubrir, si le interesan y tú no eres la excepción. Sin embargo, jamás dejas conocer tus propios pensamientos tan fácilmente, prefieres resguardarlos de las personitas indagadoras. Es decir, no te gusta hablar de tu vida personal y, aunque sepas la de los demás, es raro que adoptes la actitud de juez; simplemente deduces y absorbes.

Sueles devolver las emociones como un espejo, es decir das lo que recibes; pero no sueltas (sin lucha) las cosas tangibles. No desistes fácilmente de algo que realmente quieres. Jamás renuncias a algo que atesoras, puede ser desde un amigo o un pariente hasta un par de pantuflas deshilachadas, con las suelas medio gastadas.

Sin embargo, Cáncer nunca va de forma directa detrás de lo que quiere. Tú eres un ejemplo de ello. Sueles moverte (por así decirlo) en todas direcciones, salvo hacia adelante y cuando los demás asuman que has desistido, entonces juegas tus cartas con rapidez y astucia, dando un salto hacia delante para adueñarte del trofeo y no soltarlo. De manera muy semejante te comportas cuando se trata de generosidad y de dar algo. Realmente, te preocupas y quieres ayudar, pero de forma cautelosa.

Eres demasiado bondados@ para quedarte mirando cómo se ahogan, pero tampoco te mojarás si anda un salvavidas cerca. Sé que entendiste muy bien la analogía. Aunque, tranquil@ que también sé que es auto preservación, no egoísmo ni falta de bondad. Tienes un corazón tierno por debajo de tu caparazón duro y protector. Además, para tu mentalidad lo sensato es observar y esperar antes de actuar, es decir que nadie podría acusarte de impulsiv@ porque lo evitas a toda costa.

Calculas cuidadosamente tus acciones, basándote en experiencias, ya sean propias o ajenas. Te inquieta andar sin un resguardo financiero y por más dinero que acumules como reserva, jamás dejas de sentirte realmente segur@. Amas tu hogar, ese en el que sueñas y te sientes seguro; aunque tengas que obligarte a viajar por medio mundo, no serás feliz si no tienes ese rinconcito que puedas llamar tuyo y en el que puedas sentir un éxtasis puro al llegar, como buen Cáncer que eres.

Para ti, la comida representa seguridad. Al hablar de comida, tu rostro expresivo se ilumina, y las historias de desnutrición te horrorizan, realmente. Tratas a tus seres queridos de forma muy protectoramente, no es casual usar para el adjetivo de “cuchito”. Es difícil decidir qué te afecta más en las emociones, si los niños, la comida o el dinero; aunque suelas esconderlas bajo ese duro caparazón… ¡jejeje!

En definitiva, la Luna pone un toque de locura a todos los Cáncer y tú no eres la excepción. A veces, estallas de risa y, en ocasiones, te conduce el malhumor. Lo que sí es cierto es que no dejas al desnudo tus sentimientos así de fácil.


Personalidades Cáncer famosas

John Quincy Adams
Louis Armstrong
Milton Berle
Julio Cesar
James Cagney
Marc Chagall
Jean Cocteau
George M. Cohan
Charles Laughton
Gertrude Lawrence
Marcel Proust
Rembrandt
John D. Rockefeller
Nelson Rockefeller
Calvin Coolidge
Herman Hesse
John Glenn
Oscar Hammerstein
Ernest Hemingway
Enrique VIII
Richard Rogers
Red Skelton
Ringo Starr
Henry D. Thoreau

John Kanamaker

0 comentarios: