La ineludible libertad posesiva

tu contenido



Foto: Cortesía. Libertad posesiva.

Si todos somos libres, ¿por qué siempre actuamos de manera posesiva para/con los demás que amamos?  Es una manera de encarcelarnos, pero no nacimos para eso.

La posesividad nos lastima, encarcelarnos nos aleja. Sin embargo, la vida nos ha creado así hasta ser una máquina de hielo que progresivamente va en crecimiento. Por favor, quiero que se paralice, alguien que haga que se detenga.

 “No soy de nadie, no necesito decirte qué hacer ni lo que haré”, siempre nos repetimos eso pero al final es indispensable, necesitamos ser de alguien y requerimos decirle a ese alguien qué hacer y qué haremos. No nacimos solos, surgimos de alguien; no somos máquinas y hasta los aparatos se dañan si no le hacemos el mantenimiento que requieren.

¿El final de esta nota?
No, no tiene final.

Y, tú… ¿qué opinas de esta necesaria libertad posesiva?

 

0 comentarios: