EL valor del trabajo

tu contenido

Foto: Cortesía. El Trabajo.

     Desde pequeños nos van formando la idea de que, al crecer, tendremos que trabajar. Ya no serán nuestros padres quienes comprarán todo lo que necesitemos, al contrario, nosotros seremos los encargados de ayudarlos y mantener a nuestros hijos. Es lo común. Para eso se necesita dinero, y el dinero se obtiene a través del trabajo.

   El tiempo que pasamos en salones de clase, en los primeros años de nuestra vida, transcurrirá ahora en el lugar de trabajo. Ya sea una oficina, en la calle o en tu casa. Una porción importante de nuestros días se irán en ese sitio. Es importante darle valor al trabajo. Y aquí me refiero a dos aristas:

     ¡Que valga la pena todo tu esfuerzo! Que al final puedas tener una vida tranquila gracias al trabajo que tengas, que tus necesidades estén cubiertas completamente. Tu felicidad está en tus manos y no depende de otros.

     Sin embargo, en muchas ocasiones esto no depende enteramente de nosotros, la situación del país en el que estés muchas veces determinará lo que puedes o no hacer. Es un tema en el que la sociedad queda debiendo… y mucho.

     ¡Que el trabajo te dé algo aparte de dinero! Muchas veces escuchamos una frase parecida a “estudia algo que pague bien”. Y puede sonar como un gran consejo, hasta lógico. Pero hay que tomar en cuenta que si te dedicas a algo que no te gusta van a pasar dos cosas: durante esas horas serás miserable, estarás haciendo algo que no te gusta (o que odias); y nunca podrás competir con aquellas personas que sí les gusta el área en el que se desenvuelven.


     El trabajo define, en cierto modo, tu persona; los demás asociarán tu nombre con la profesión que ejerzas. Por lo tanto, es importante darle valor, cuidarlo, esmerarte en lo que haces y nunca estar conforme para buscar nuevas formas de mejorar en lo que hagas día tras día.

0 comentarios: